Los circuitos siempre se llenan de fans, coches que van al límite y de pilotos que luchan por atravesar la meta en primera posición. El pasado sábado 21 de mayo, en el Circuito de Barcelona no había pilotos, ni mecánicos, ni las gradas estaban abarrotadas de gente, pero las sonrisas de los niños de ‘Cars for Smiles’ llenaron hasta la bandera este espacio emblemático del motor. Leer más