La técnica permite a los investigadores activar genes individuales que regulan el crecimiento, el desarrollo y la función celular.

Al combinar la tecnología CRISPR con una proteína diseñada con inteligencia artificial, es posible despertar genes inactivos individuales al desactivar los “interruptores de apagado” químicos que los silencian. Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en Seattle describen este hallazgo en la revista Cell Reports.

El enfoque permitirá a los investigadores comprender el papel que desempeñan los genes individuales en el crecimiento y desarrollo normal de las células, en el envejecimiento y en enfermedades como el cáncer, dijo Shiri Levy, becaria postdoctoral en el Instituto de Medicina Regenerativa y Células Madre (ISCRM) de la Universidad de Washington y el autor principal del artículo.

Más información en https://newsroom.uw.edu/news/ai-designed-protein-awakens-silenced-genes-one-one