Resumen

Parece completamente consensuado que el año 2017 ha sido, sin duda, no sólo el de la confirmación, sino el de la consolidación en la tendencia de que los vehículos eléctricos serán el futuro de la movilidad. Esta confirmación viene dada desde diferentes ámbitos, y si ampliamos el foco, veremos diferentes niveles de implicación por parte de los diferentes actores involucrados en el sector, que nos confirman esta aseveración. Esto nos permite recomendar sin ambages a los seguidores de Cars for Smiles su implicación tanto desde el ámbito económico (posicionamiento en diferentes aspectos de este sector) como en los sociales y ambientales. Es posible que pronto nos convirtamos e-Cars for Smiles.

Ámbitos del análisis

Los diferentes niveles en los que se basa este documento son:

Geográfico: posicionamiento e implicación de los diferentes países que están liderando esta adopción en la electrificación de los automóviles.
Empresarial: posicionamiento de las diferentes marcas de automóviles, con estrategias claramente marcadas hacia la electrificación de sus modelos.
Tecnológico: Aquí se reseñan las opciones actualmente disponibles, tanto las dominantes actualmente como las opciones futuras ya consolidadas o las posibles soluciones aún sin madurar.

Este análisis se basa en una serie de recopilaciones de información proveniente de diferentes ámbitos (estudios universitarios, noticias consolidadas, comunicados de prensa, documentos de consultoras, etc). En cada caso se ha verificado el origen y la veracidad del origen de la información.

Análisis geográfico

A nivel geográfico, los principales países con mayor parque automovilístico han comunicado fechas o están en fase de hacerlo, en las cuales se endurecerá o prohibirán los automóviles de combustión actuales, y actualmente estamos en fase de promover tanto económicamente como logísticamente el despegue de esta forma de propulsión en el automóvil, de forma que se construya un entorno donde adquirir un automóvil eléctrico sea más conveniente que cualquier otra forma de propulsión (con incentivos fiscales y económicos), y que sea igual de funcional su utilización (facilidades de aparcamiento, que los peajes sean más baratos en autopista, que permitan utilizar el carril bus/taxi, que la recarga sea barata).

A continuación mostramos la información de los 10 países donde se venden el 95% de los automóviles del mundo:

• Noruega: la actual campeona en la adopción de esta forma de propulsión. Ya en los últimos meses de 2017 habría registrado unas ventas de vehículos eléctricos similares en porcentaje a la de los de combustión, y los principales partidos del país proponen prohibir la comercialización de vehículos basados en combustibles fósiles a partir del año 2025.

• Alemania: la importancia de un comunicado de este tipo por parte de Alemania está fuera de toda interpretación, ya que es el país donde están situadas tanto las marcas más reconocidas (BMW, Audi, Mercedes, Porsche), como las de mayores ventas (grupo VW), ha anunciado recientemente su intención de realizar el cambio hacia el 2030.

• Holanda: está en negociaciones de los partidos. Se perfila 2025 como fecha deseada.

• UK : El Reino Unido plantea la prohibición de ventas de vehículos de combustión fósil a partir del 2040.

• Francia: el país galo actualmente debate, al calor de los pronunciamientos de los actores líderes de la industria automovilística gala, como fecha más probable el año 2040.

• España: de momento no hay nada claro. Cualquier medida se llevaría a cabo por regulación de la UE, que intenta imponer como fecha límite el 2030.

• EEUU: se trata del país con un mayor volumen de ventas en coches eléctricos del mundo. Por zonas, California plantea el año 2040 como límite de acción.

• Canadá: quiere en el 2030 ser libre de vehículos contaminantes.

• China: como líder por volumen de ventas de eléctricos mundial, plantea que el año 2025 será clave para la adopción de una estrategia de prohibición de vehículos contaminantes.

• India: quiere que todos sus vehículos giren hacia la electrificación hacia el 2030, donde no sólo contempla el final de la venta de vehículos contaminantes, sino también la transformación de los existentes en eléctricos.

• Japón: en Japón ya hay más enchufes para coches eléctricos que gasolineras. Se estima que en 2040 se habrá completado la transición con éxito.